Alopecia traumática: qué es, síntomas y cura

¿Qué es la alopecia traumática?

La alopecia traumática es aquella provocada por traumatismos físicos. En este caso el folículo no sufre ningún daño en principio. Son diversas causas físicas las que provocan su deterioro, provocando zonas localizadas de despoblación capilar.

A diferencia de otras alopecias producidas por factores genéticos, generalmente se puede curar con un cambio de hábitos y posterior tratamiento para fortalecer el pelo. Es más habitual en mujeres que en hombres.

Lo importante es determinar cuál es el factor que provoca esta caída. Una vez se halle, en la mayoría de las ocasiones el proceso es reversible y el pelo puede volver a recuperar su vigor y fortaleza. La detección precoz vuelve a ser clave.

Síntomas de la alopecia traumática

La alopecia traumática se manifiesta con los siguientes síntomas:

  • Excesiva sensibilidad al tacto después de llevar recogido el cabello.
  • Picor y dolor de cabeza leve.
  • Cabello más débil, producto de las inflamaciones en los folículos pilosos.
  • Pérdida de pelo en los laterales y detrás de las orejas. Puede presentarse también en la coronilla.
  • Otros síntomas dependen del tipo de alopecia traumática, como se verá más adelante.

¿Cómo se diagnostica?

Lo más importante será descubrir el origen de la enfermedad y a partir de aquí, tratarla y controlarla. En muchas ocasiones bastará un cambio de hábitos, aunque en situaciones más extrañas puede deberse a algunas enfermedades. Algunas costumbres diarias, como el peinado, pueden provocar la caída del pelo. En este caso, lo importante sería evitar todas estas acciones.

Si existe un daño en los folículos pilosos, es conveniente realizar una biopsia para averiguar el estado de nuestro cabello. Acude a Svenson donde contamos con tricólogos, especialistas capilares, y podrás tener un diagnóstico gratuito y claro de la situación.

Tipos de alopecia traumática

La alopecia traumática puede presentarse en tres diferentes formas. Es importante conocer las diferencias entre todas las formas de la enfermedad, para poder hacer frente a sus síntomas y características de menor manera. Su origen puede ser cuestión de fuerza, de presión o por un impulso involuntario.

Alopecia por tracción

Esta variante se produce debido a una fuerza excesiva al realizar acciones cotidianas, como el peinado o el cepillado del pelo. En ocasiones, la tracción debilita los folículos pilosos y dificulta su crecimiento. Al hacernos trenzas, moños o rastas; sometemos al cabello a una excesiva presión. Todo ello facilita su caída.

Alopecia por presión

La excesiva presión sobre el cuero cabelludo puede provocar una caída del cabello, que en ocasiones puede ser incluso definitiva. Se produce por excesivos roces y contactos: el uso del casco, de sombreros o gorras de forma contaminada puede reducir el oxígeno en el cuero cabelludo y provocar su caída. También suele ocurrir durante el sueño, con la presencia de cabellos sobre la almohada al despertar.

Alopecia por tricotilomanía

En este caso, se genera por el tic nervioso de arrancarse el pelo. Esto se produce por manifestaciones impulsivas y nerviosas, habituales en los niños y menos frecuentes en la edad adulta. El mejor consejo para este tipo de conductas es acudir a un psicólogo y tratar los problemas de ansiedad que lo producen. En los últimos tiempos, el estrés o las restricciones provocadas por la pandemia del COVID-19, especialmente el confinamiento entre marzo y mayo de 2020, han favorecido este tipo de situaciones.

Saber más sobre la tricotilomanía

¿Cómo prevenir la alopecia traumática?

La alopecia traumática puede prevenirse siguiendo unos pequeños consejos. En Svenson somos expertos en detectar este tipo de alopecia y nos encargamos del tratamiento médico de esta dolencia. Contamos con varias clínicas especializadas en las que podemos realizar microinjertos y otras pequeñas operaciones del cabello en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Tenerife, Málaga, San Sebastián.

Confía en nosotros, porque tenemos una solución para cada problema:

  • Evita los tics psicológicos para prevenir la tricotilomanía: si se produce una obsesión con arrancar el propio cabello, la mejor terapia es mental. Si se reduce el estrés, se acabará el problema.
  • Reduce el uso de sombreros y gorras: su empleo excesivo provoca falta de oxigenación en los folículos pilosos y a la larga, se puede producir la caída del cabello.
  • Péinate de forma menos agresiva: este método es apropiado para la alopecia traumática por tracción. Con poner un poco más de cuidado en nuestro día a día, podremos reducir las consecuencias.
  • Cuidado con algunos productos: algunas sustancias pueden tener efectos negativos sobre la fortaleza de los folículos.
  • Trata tu cabello con más delicadeza: un resumen de las anteriores recomendaciones.

Tratamiento y cura

La alopecia traumática es reversible en la mayoría de los casos y por tanto, a diferencia de otro tipo de enfermedades similares, sí puede curarse. El objetivo del tratamiento consiste en detectar el foco del problema que causa esa caída. La primera opción es realizar un cambio de hábitos, pero puede ocurrir que esto no funcione. Como segunda posibilidad tenemos varias opciones que dependen del tipo de enfermedad.

  • Para la alopecia traumática por tracción o por presión es recomendable la mesoterapia capilar en fases iniciales. De esta forma, el pelo rejuvenece con la aplicación de principios activos. Si la enfermedad está más avanzada; podemos recurrir a los microinjertos con la técnica FUE. Se trata de una intervención quirúrgica localizada y sencilla que hacemos en nuestra propia clínica.
  • Para la alopecia traumática por tricotilomanía, la recomendación va más allá del terreno capilar. Realizar ejercicios de meditación o conciencia plena puede reducir ese impulso, aunque la solución se suele encontrar en la terapia cognitivo conductual. Si la pérdida de pelo es demasiado grande o los folículos ya están dañados el microinjerto sí puede ser eficaz.

Si tienes cualquier problema capilar y quieres solucionarlo, ponte en contacto con Svenson en el 900 222 777. También puedes rellenar nuestro formulario para pedir cita. Rellena tu nombre, tus apellidos, un número de teléfono y el centro Svenson más cercano. El diagnóstico y la primera sesión son gratuitos. ¿A qué esperas? Pide tu cita ya.

Consulta y diagnóstico gratis

El precio y duración del tratamiento son personalizados... ¡Llámanos y te informamos!

Todos los campos son obligatorios

    1 He leído y acepto la política de privacidad y autorizo a que mis datos sean tratados para la gestión de la cita solicitada y el envío de recordatorios de la misma por vía telefónica o mensajería instantánea (SMS, WhatsApp, etc).
    Si Doy mi consentimiento a los tratamientos de datos con las finalidades publicitarias descritas. Puedo gestionar el consentimiento de forma individual.
    Si Autorizo que mis datos sean utilizados para el envío de acciones promocionales o publicitarias y descuentos por los canales antes mencionados.
    Si Autorizo que mis datos sean comunicados a Google© o Facebook©, o proveedores similares con la finalidad de realizar acciones de publicidad dirigida o de audiencias similares (look alike)

    WHATSAPP
    Chatea ahora con cualquier centro Svenson
    Indícanos con qué centro quieres contactar para abrir una conversación de WhatsApp desde aquí:
    Empieza la conversación ahora
    Horario de atención:
    NOS OCUPAMOS
    DE TU PELO,
    NOS PREOCUPAMOS
    POR TODO LO DEMÁS
    Primer centro capilar con certificado AENOR frente al COVID-19
    Comprueba las medidas
    que aplicamos
    Información actualizada
    sobre centros