Mujer con síntomas de caída capilar por la menopausia imagen grande

En torno a los 40 años las mujeres pueden empezar a experimentar problemas capilares o agudizar los que ya tuvieran. Por una parte,  el paso del tiempo hace que la la densidad capilar disminuya, por lo que el cabello se vuelve más fino y quebradizo. Y por otra, los cambios hormonales en la mujer influyen en la pérdida de cabello, por el desequilibrio que se produce entre los andrógenos (hormonas masculinas) y los estrógenos (hormonas femeninas). En esta edad se produce una bajada brusca de los niveles de estrógenos mientras que los de testosterona se mantienen estables, lo que afecta al ciclo de vida del cabello, acortándolo y favoreciendo su caída.

Aunque se trata un problema muy frecuente, no afecta a todas las mujeres de la misma manera y con la misma intensidad ya que intervienen otros factores como la herencia genética y el estado en el que se encontraba anteriormente el cabello.

Existe un tratamiento farmacológico muy recomendable en estos casos: el Minoxidil. Se trata de un fármaco de uso exclusivamente tópico capaz de revertir el proceso de caída capilar y que, en el caso de las mujeres, ha demostrado una gran eficacia a los pocos meses de comenzar su aplicación.

Uno de los grandes problemas en las mujeres de más de 40 es el pelo con poco volumen. Aunque asociamos la alopecia androgenética con los hombres, no es exclusivamente masculina. Pero a diferencia de lo que sucede con la pérdida de cabello de los hombres, la alopecia en las mujeres no suele desarrollar calvicie total, sino que suele evidenciarse formando zonas despobladas y clareadas de cabello, y en un cabello frágil y débil. A partir de los 40 años este problema aumenta, generando una menor densidad y volumen en el cabello, y causando un problema estético y de autoestima para las mujeres que lo padecen. Para los casos en los que la falta de densidad capilar es mayor, Svenson cuenta con los Sistemas de cabello natural Hair & Hair, un método exclusivo sin cirugía para cubrir la zona más despoblada del cabello. Consiste en la integración de cabello natural al cabello propio de forma que ni se nota ni se mueve, permitiendo conseguir la densidad de cabello deseada y sin afectar al estilo de vida de cada mujer. Por ejemplo, los Sistemas Hair & Hair permiten realizarse cualquier tipo de peinados, hacer cualquier deporte incluyendo la natación, ducharse y lavarse el pelo con normalidad, etc.

En cualquier caso, es frecuente que la pérdida de cabello en la mujer en la menopausia esté causada por más de un factor. Por ello siempre es necesario realizar un examen personalizado por un experto capilar para poder recomendar la solución más adecuada.

Consulta y diagnóstico gratis

El precio y duración del tratamiento son personalizados... ¡Llámanos y te informamos!

Todos los campos son obligatorios

He leído y acepto la política de privacidad
Acepto que mis datos sean utilizados para fines promocionales o publicitarios