Investigación sobre alopecia en 2015: ¿qué hay de nuevo?

Actualidad Svenson Innovación Capilar

La encuesta sobre el cabello llevada a cabo por Svenson con opiniones de más de 2.000 personas en nuestro país lo ha dejado claro: a los españoles nos importa muchísimo nuestro cabello. La caspa, la grasa y la caída del pelo son, según se desprende de las respuestas de los encuestados, los aspectos relacionados con la salud capilar que más preocupan a la población.

Según los comentarios recogidos por Svenson en este estudio, el 48% de las personas con problemas capilares empiezan a presentarlos antes de cumplir los 30 años. En todas las Comunidades Autónomas, la mayoría de los que participaron en esta encuesta sobre el cabello asegura que se ponen en manos de un especialista para solucionar los problemas relacionados con su pelo, mientras que –afortunadamente- los que recurren a remedios caseros y otras fórmulas son una minoría.

En cuanto a los problemas que más preocupan a las personas que han tomaron parte en esta encuesta sobre el cabello, hay algunas diferencias entre hombres y mujeres: mientras  que ellas se ven más afectadas por cuestiones relacionadas con la pérdida de volumen, la calvicie y la caída del cabello son preocupaciones recurrentes entre la población masculina. Sin embargo, de los comentarios recogidos por Svenson en este estudio se desprende que las principales cuestiones que preocupan a los españoles respecto a su salud capilar son las mismas en ambos sexos: la caspa (15,3%), la grasa (15,2%) y la caída del cabello (8,3%). Estos resultados coinciden con el interés que hay en España por las soluciones a la alopecia y otros problemas capilares.

Las causas y circunstancias implicadas en el desarrollo de la alopecia y la forma de hacer que la caída del pelo se frene o revierta una vez se ha iniciado es un objetivo constante por parte de los expertos en el tema y ocupa buena parte de los esfuerzos investigadores en este sentido. Fruto de este interés en los últimos tiempos se han conseguido avances y hallazgos muy prometedores que hacen que el anhelo de “recuperar el pelo pedido” sea una realidad cada vez más cercana y que apuntan hacia dónde pueden dirigirse en un futuro más o menos próximo los nuevos tratamientos contra la alopecia.

Una de las novedades contra la alopecia más significativas se refiere a las potencialidades que tiene la aplicación de células madre para el pelo, tal y como demostró una investigación llevada a cabo en la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EEUU). Este estudio se basó en la utilización de los fibroblastos dérmicos, un tipo de células existentes en la piel, las cuales, mediante sofisticadas técnicas de laboratorio, fueron transformadas en células madre para después, y a partir de ellas, obtener nuevas células epiteliales, un tipo de célula presente en los folículos pilosos (además de en otras zonas del organismo). Al trasplantar estas células en roedores se observó que estás reproducían folículos muy parecidos a los que se encuentran en el tejido humano.

La investigación sobre alopecia en 2015 ha seguido en esta línea y ha arrojado nuevas evidencias, como las que se desprenden de un estudio realizado por el equipo del doctor Cheng-Ming Chuong, dermatólogo experto en células madre. El objetivo de esta investigación, que se desarrolló en la Universidad del Sur de California, fue analizar el entorno adyacente al folículo piloso dañado (causa principal de la alopecia) y las potencialidades que esta zona tiene de cara a una regeneración del cabello. En este contexto, Chuong y su equipo comprobaron que arrancando folículos pilosos (uno por uno) en áreas con una densidad específica se activaba la regeneración de nuevos cabellos (entre 450 y 1.300).

La explicación de este efecto regenerador hay que buscarla, según los autores de la investigación, en un fenómeno (principio de sensación de quórum) por el cual el sistema del folículo piloso responde a la eliminación de algunos (no de todos) los cabellos, debido a que los pelos arrancados lanzan una especie de “SOS” mediante la liberación de proteínas inflamatorias lo que, a su vez, desencadena una serie de procesos que favorecen la regeneración.

A la espera de más investigaciones en esta línea y de la obtención de resultados en humanos (las investigaciones se han llevado hasta ahora en ratones), está claro que la aplicación de células madre para la regeneración capilar es una de las líneas de futuro más prometedoras.

En la web de Svenson pueden consultarse sus estudios e investigaciones sobre la alopecia.

En los últimos años, como consecuencia de los buenos resultados para la recuperación del cabello y de los avances de las técnicas, las intervenciones de trasplante capilar se han triplicado en nuestro país. “Según los datos que tenemos en nuestro registro, hemos pasado de más de 300 operaciones en 2009 a más de 900 en 2014. Siendo el 73% de ellas realizadas en personas con edades comprendidas entre los 21 y 50 años”, explica el Dr. Velasco de Aliaga.

Actualmente en España son múltiples las soluciones que puede encontrar una persona con problemas capilares y, en concreto, dentro de la cirugía capilar, destaca la última revolución en intervenciones de trasplante capilar que ya se puede llevar a cabo en nuestro país: el robot ARTAS. Se trata de un novedoso sistema que cuenta con notables ventajas frente a otras técnicas más tradicionales: utiliza una robótica altamente sofisticada que permite la extracción de los folículos uno a uno en menor tiempo. Además se trata de un procedimiento mínimamente invasivo y con una mayor precisión.

Tal y como indica el doctor Velasco “en Svenson hemos comenzado a trabajar recientemente con la microcirugía robotizada de alta precisión con el robot ARTAS, que se incorpora a la fase de extracción de folículos en la técnica FUE (Follicular Unit Extraction), en una apuesta por ofrecer todo el abanico de soluciones existentes a nuestros clientes para combatir la alopecia a través del microinjerto”. “Su sistema”, específica, “nos permite visualizar la zona donante en tres dimensiones, con imágenes digitales de alta resolución. Determina la densidad y la distribución de las unidades foliculares y, mediante un algoritmo inteligente, decide cuáles deben extraerse”.

El doctor Velasco incide también en la importancia de la fase de implantación donde juega un papel destacado la experiencia del equipo de cirujanos, “una vez extraídos los folículos con la ayuda del robot ARTAS, llevamos a cabo la implantación siguiendo un cuidado diseño por parte de los cirujanos, de gran importancia para otorgar naturalidad al resultado”.

¿De qué depende la elección de una u otra técnica de microinjerto?

A la hora de elegir la técnica más recomendada de trasplante capilar, el equipo médico debe analizar cada caso de manera individual para ofrecer siempre la mejor solución, “en Svenson insistimos en que cada pelo es distinto y nosotros conocemos todas las problemáticas que se puedan dar y la manera de combatirlas. De ahí la importancia de analizar cada caso y la solución recomendada, según las características de cada persona y de su cabello. En referencia al microinjerto, hoy en día ofrecemos todas las técnicas quirúrgicas existentes en el mercado: FUE manual, FUE robotizado (ARTAS) y Strip (tira)-”, afirma el Dr. Velasco.

Sobre el perfil del público para el que está más recomendado utilizar el nuevo sistema de ARTAS, el Dr. Velasco sostiene, “aunque no hay un denominador común para indicar una técnica u otra, de manera general ARTAS puede ser la técnica de elección para pacientes que habitualmente llevan el pelo muy corto o que no tienen buena calidad del pelo y pacientes que practican deporte de manera habitual. Aunque, insistimos, siempre debe analizarse cada caso”.

En cuanto a los resultados, el crecimiento óptimo del cabello en las intervenciones realizadas con ARTAS, al igual que con las técnicas de FUE manual y Strip (“tira”), se produce a partir de seis meses a un año después de la operación.

FOTO:  Joseph Elsbernd