8 Mentiras y Verdades sobre el Microinjerto

Actualidad Svenson Experiencias

La técnica del microinjerto cada vez está más de moda. En los últimos años se ha triplicado su demanda. Y cada vez son más los famosos políticos, deportistas y artistas que se someten a ella. Pero todavía hay muchos mitos alrededor de esta intervención que consigue, en tan solo unas horas, recuperar el cabello perdido.

¿Es verdad todo lo que se dice sobre el microinjerto?

  1. Es cosa sólo de hombres – Falso

Durante muchos años ha sido una técnica demandada fundamentalmente por los hombres. Pero en la actualidad podemos decir que está afirmación es falsa ya que cada vez son más las mujeres que se someten a esta intervención. Los buenos resultados, cada vez más naturales, han ayudado a este crecimiento en la demanda por parte de las mujeres, que en los Centros Svenson se acerca al 30 % de las personas que se intervienen.

  1. Es doloroso y deja marcas visibles – Falso

El microtrasplante presenta mínimas molestias en el paciente los primeros días y sus marcas son apenas visibles. La intervención se realiza con anestesia local, por lo que no se siente dolor ni requiere hospitalización. La cirugía se tolera muy bien. Con los avances y mayor sofisticación en la técnica así como el uso de una tecnología de vanguardia, los resultados presentan un aspecto natural y las marcas no son visibles.

  1. El pelo es como de muñeca, ¡y se vuelve a caer! – Falso

El microinjerto es autólogo, es decir, se usa pelo del mismo paciente para los implantes, lo que garantiza un resultado totalmente natural y sin riesgo de rechazos. La zona donante por excelencia es la zona occipital del cuero cabelludo, ya que este pelo está codificado genéticamente para no caerse. De ahí se extraen todas las unidades foliculares que se utilizarán para realizar el microinjerto.

El conocido como “pelo de muñeca” se utilizaba en los primeros años de uso de esta técnica, pero hoy en día está prohibido, además de ya no ser necesario gracias a los muchos avances que se han llevado a cabo.

  1. Sólo se opera en invierno – Falso

Cualquier momento del año es bueno para realizar la intervención, aunque los meses con menos demanda son los de más calor, julio y agosto, ya que en las primeras semanas es recomendable que no le del sol a la zona microinjerta.

En cualquier caso, al tratarse de una intervención de carácter ambulatorio, el paciente duerme en casa el mismo día y sólo debe acudir a consulta para las primeras curas, por lo que se puede realizar una vida normal desde el primer momento, sea la época del año que sea.

  1. Sólo para la cabeza – Falso

A pesar de que el microinjerto de pelo es una intervención que se realiza mayoritariamente en el cuero cabelludo, se trata de una solución cada vez más demandada para cubrir otras zonas del cuerpo.

El implante de cejas ya es una técnica frecuente entre las mujeres y en el caso de los hombres, se suele recurrir al microinjerto para aumentar la densidad en barbas poco pobladas, en el pecho, en pequeñas calvas o cicatrices o en pacientes imberbes.

  1.  Los implantes en las entradas quedan raros, poco naturales, artificialesFalso

La parte frontal del cabello (las entradas) es la primera zona en la que se manifiesta la alopecia androgenética y, de hecho, este es el tipo de microinjerto más demandado por los pacientes. El resultado es sumamente natural, ya que el injerto de los cabellos extraídos de la zona receptora se ajusta a un diseño que respeta la línea natural de pelo de cada paciente, asegurando así que éste va a presentar una apariencia similar a la que tenía antes de perder el cabello en esta zona. En cuanto a la posibilidad de un trasplante de pelo para calvicie total, es una opción que no es muy realista teniendo en cuenta las técnicas que se aplican para implantar cabello. Es el especialista quien debe decidir la técnica de microinjerto a utilizar según la causa que haya originado este tipo de alopecia, buscando siempre solucionar el problema con un resultado lo más natural posible. Para las calvicies muy avanzadas y los casos donde el área a repoblar es grande, el trasplante de pelo mediante microinjerto no suele ser una solución adecuada frente a otras alternativas como los sistemas de integración capilar.

  1. “Además de repoblar la cabeza, sirve para alisar el pelo o para tener el pelo rizado, según se quiera” – Falso

Esta afirmación carece totalmente de fundamento. El pelo trasplantado se desarrolla de forma similar al cabello que aún permanece en la cabeza y mantiene las mismas características de la zona capilar de la que proviene (y que siempre es de la misma persona que se somete a la intervención; nunca se pone el “pelo de otro”, otra idea errónea), y esto significa que si se tiene el cabello rizado, el pelo trasplantado será rizado también y lo mismo ocurre en el caso del pelo liso. Por tanto, el microinjerto no altera en absoluto ni la estructura ni la naturaleza del cabello.

8 –  “¡Podré lucir una poblada cabellera de un día para otro!” – Falso

Una de las cuestiones que más dudas suscita es la de cuánto tarda en verse el resultado del trasplante de pelo. En este tema, la impaciencia suele jugar en contra, pero la espera vale la pena. Hay que tener en cuenta que el pelo trasplantado tiene que seguir su ritmo de desarrollo (similar al de los cabellos que permanecen en la cabeza) y que el folículo injertado debe pasar un periodo de adaptación de entre 2 y 5 meses, aproximadamente, lo que significa que hay que esperar entre 9 y 12 meses para poder disfrutar del resultado final del microinjerto, aunque en la mayoría de los casos seis meses después de la intervención el crecimiento del nuevo cabello es ya bastante evidente.

En Svenson el precio de un microinjerto capilar depende de varios factores:

  1. Determinar la extensión de la zona en la que la alopecia ha hecho su aparición. Para ello tomamos como referencia las escalas de alopecia, Norwood-Hamilton en el caso de los hombres y Ludwig en el de las mujeres.
  2. Revisión de la zona donante, la parte posterior de la cabeza, de donde se extrae el cabello que se va a injertar. Para calcular el precio del implante capilar hay que tener en cuenta la densidad de esta zona (unidades foliculares por centímetro cuadrado en el cuero cabelludo).