Las proteínas del pelo; ¿qué papel juegan?

Actualidad Svenson Noticias

Al igual que las uñas y la piel, el cabello está compuesto de un tipo de proteínas denominadas estructurales y cuya principal característica es la de ser fibrosas. Tal vez la más conocida sea la queratina. La principal misión de este tipo de proteína es “proteger” o “cubrir” la estructura capilar, pero también juega un papel fundamental en la formación del folículo del pelo y, por tanto, en el ciclo de crecimiento capilar.

El papel de las proteínas a nivel cutáneo y capilar es fundamental para la reparación de los tejidos y para asegurar el correcto funcionamiento celular. Por eso, si estas proteínas son deficitarias o cuando no realizan su función adecuadamente (con la edad, por ejemplo, su acción se ralentiza), esto puede traducirse, en el caso de las proteínas del pelo, en una peor salud capilar: falta de brillo, fragilidad y, sobre todo, caída.

Desde el punto de vista  de los cuidados habituales, una de las mejores estrategias para prevenir que las proteínas del pelo pierdan sus propiedades es aplicar cosméticos que contengan este ingrediente.

La incorporación de proteínas a la dieta también resulta clave para paliar el posible déficit de este nutriente que puede estar afectando a la salud capilar. Los huevos, la carne, el pescado, el queso y frutos secos como las nueces son las principales fuentes de proteínas en la alimentación.  También son recomendables otros alimentos, como la gelatina, que proporcionan otro tipo de nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de las proteínas, los aminoácidos.

Las vitaminas son sustancias que nuestro organismo necesita para crecer y desarrollarse normalmente, y cada una de ellas tiene funciones específicas. Tener los niveles bajos de alguna de ellas puede traducirse en problemas de salud diversos, entre los que se incluye la debilidad y caída del cabello. La principal fuente de vitaminas para el pelo es la alimentación, y por ello seguir una dieta lo más completa y equilibrada posible es bueno para el pelo. No hay que olvidar que la alimentación del cabello procede directamente del flujo sanguíneo, de ahí la importancia de vigilar la dieta y aportar a través de los menús diarios todos aquellos nutrientes que aseguren una correcta salud capilar.

Las vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B6, vitamina B12 y ácido fólico) están directamente relacionadas con la mayor o menor fortaleza del cabello y, por tanto, con su caída. Se encuentra fundamentalmente en los cereales integrales, los frutos secos, las legumbres, los lácteos y la levadura.

En cuanto a las otras, la vitamina A,  necesaria para la formación y mantenimiento de las membranas del cuerpo, se encuentra en el hígado animal y de pescado, huevos, leche, queso, yogur, mantequilla, riñones, pescado azul y carne. La vitamina C tiene un reconocido poder antioxidante (fundamental para prevenir el envejecimiento, incluido el capilar) y sus principales fuentes alimentarias son los cítricos, el mango, los arándanos, los pimientos verdes, las verduras de hoja verde y las patatas. También es antioxidante la vitamina E, de la que dicen que es “buena para todo”; entre sus virtudes está la de reducir algunos procesos inflamatorios como los que se pueden dar en el cuero cabelludo. Se encuentra en el aceite de germen de trigo, el aguacate, la margarina y la mantequilla, el huevo, los cereales integrales y los frutos secos.

La vitamina D, que se sintetiza en el organismo por la acción de la luz solar, está contenida en la margarina, aceites de pescado, pescados grasos, hígado, huevos.

Los complejos vitamínicos específicos para el cabello también son una buena opción (siempre como complemento a una dieta equilibrada) para nutrir, reforzar y revitalizar el pelo desde dentro. Son suplementos que se consumen por vía oral (la dosis recomendada es de 2 cápsulas por la mañana)  formulados a base de activos de origen natural, vitaminas, minerales y nutrientes que ayudan al mantenimiento del cabello en condiciones normales. elaborados a base de sustancias beneficiosas para el cabello, fundamentalmente vitaminas, pero también otras sustancias como el zinc, que es clave en la formación de una de las principales proteínas del pelo; la queratina. Pueden conseguir frenar la caída del cabello gracias a su contenido en Serenoa serrulata, además de que el cabello tenga más fuerza y densidad al incorporar en su formulación L-cistina  y L- Arginina.

Dieta sana, suplementos específicos y cuidados adecuados: esta es la fórmula que garantiza una adecuada salud capilar.

Consulta y diagnóstico gratis

El precio y duración del tratamiento son personalizados... ¡Llámanos y te informamos!

Todos los campos son obligatorios

He leído y acepto la política de privacidad y autorizo a que mis dato sean tratados para la gestión de la cita solicitada y el envío de recordatorios de la misma por vía telefónica o mensajería instantánea (SMS, WhatsApp, etc).
Si Doy mi consentimiento a los tratamientos de datos con las finalidades publicitarias descritas. Puedo gestionar el consentimiento de forma individual.
Si Autorizo que mis datos sean utilizados para el envío de acciones promocionales o publicitarias y descuentos por los canales antes mencionados.
Si Autorizo que mis datos sean comunicados a Google© o Facebook©, o proveedores similares con la finalidad de realizar acciones de publicidad dirigida o de audiencias similares (look alike)
WHATSAPP
Chatea ahora con cualquier centro Svenson
Indícanos con qué centro quieres contactar para abrir una conversación de WhatsApp desde aquí:
Empieza la conversación ahora
Horario de atención: