Casco láser Medical Hair Cap: los estudios que avalan la efectividad de la LLLT

Actualidad Svenson Noticias
Por Dra. Ángela García Matas.

La búsqueda de nuevas soluciones y tratamientos dirigidos a la prevención y el abordaje de la pérdida de cabello ha llevado a los expertos a barajar el potencial que tienen tecnologías ampliamente utilizadas en otros campos. Es el caso de las distintas variedades que ofrece la terapia láser, conocida también por sus siglas en inglés LLLT.

LLLT ¿Luces LED o láser?

El acrónimo “LLLT”, antiguamente asociado a “Low Level Laser Therapy”, en la actualidad ha modificado su significado correspondiendo a día de hoy a “Low Level Light Therapy”. Este cambio es consecuencia del avance en el conocimiento del efecto de los diferentes tipos de luz sobre el organismo, habiéndose demostrado que ambas luces son eficaces desde el punto de vista terapéutico.

Tanto láser como HI-LED son eficaces desde el punto de vista terapéutico
Existe mucha desinformación acerca de qué diferencia una luz LED (cuyo único objetivo es la iluminación) y las luces terapéuticas HI-LED de alta emisión o alta potencia. Esta circunstancia es comprensible porque se trata de un área en pleno desarrollo por parte de la bioingeniería, que cada vez proporciona más herramientas tanto para el diagnóstico como para el tratamiento.
El casco Medical Hair Cap de Svenson es un dispositivo que contiene HI-LED, en forma de gorra, que incluye 246 diodos LED de alta emisión o alta potencia lumínica (a diferencia de los LED normales, como los que se utilizan para la iluminación). El HI-LED de alta potencia tiene la propiedad de desfocalizar la emisión de la luz, consiguiendo así una mejor distribución de la energía (la luz se dispersa de forma homogénea por toda la zona a tratar), un mayor ángulo de difusión y, por tanto, una mayor eficacia sobre el cuero cabelludo. El ángulo de difusión de estos diodos es de 140º en lugar de los 16 º de apertura del láser y así cubren mucho mejor el área a tratar.

La diferencia principal del láser con los LEDs está en que la energía lumínica del láser es una luz coherente (todos los fotones están alineados ordenadamente), es decir, se emite en forma lineal (en línea recta sin casi disipación ni apertura) En el caso de los  HI-LED, con el mismo nivel de intensidad, emite un haz de luz desfocalizado, lo que proporciona un mayor ángulo de difusión.

Otras características esenciales de la luz, como son la frecuencia de color (espectro) y la energía emitida, son las mismas para el láser y para el LED.

Estudios sobre LLLT en cabello

En los años 90 y principios del 2000 se creía que la energía coherente del láser debería tener una mayor eficacia y fuerza de activación en los fotorreceptores de las células. En ese momento no existían LEDs con tanta potencia de emisión de luz y, por tanto, se creía que no tenían tanta eficacia.

Esto ha cambiado en la actualidad y se ha demostrado que prácticamente no existe diferencia entre energía coherente y la desfocalizada. Lo más importante para el tratamiento previsto es que exista una energía que pueda ser absorbida en la frecuencia adecuada (630-665 nm), con el nivel de potencia necesario (ya que un exceso de energía satura las células y no actúa correctamente) y una frecuencia de pulso adecuada.

En los últimos tiempos se han llevado a cabo distintos estudios con el objetivo de evaluar la LLLT (terapia de luz de bajo nivel o intensidad) y comprobar sus posibles efectos positivos sobre el funcionamiento de los folículos pilosos cuando se aplica en el cuero cabelludo, tanto láser como HI-LED

Estudios sobre LLLT apuntan a que esta terapia podría favorecer el crecimiento del cabello en hombres y mujeres.
Los resultados de los mismos apuntan a que esta terapia podría favorecer el crecimiento del cabello en hombres y mujeres, siendo la hipótesis principal sobre la que se apoya este dato la de que esta luz estimularía las células epidérmicas, “activando” la fase de crecimiento o anágena. Investigaciones previas realizadas en ratones sometidos a alopecia inducida por quimioterapia y también en alopecia areata ya habían demostrado su efectividad respecto al crecimiento de nuevo cabello.

En la misma línea, la inquietud por el avance en el conocimiento de la efectividad de la LLLT ha llevado a los científicos a realizar estudios de alta evidencia científica. Se ha realizado un metaanálisis, estudios multicéntricos, aleatorizados y controlados doble ciego, que han puesto de manifiesto que el uso de dispositivos de LLLT favorece la estimulación del crecimiento capilar en la alopecia de patrón masculino, la de patrón femenino, la areata y la inducida por quimioterapia, además de aumentar de forma significativa la densidad del cabello resultante. Por ello, estas aproximaciones científicas concluyen que este tipo de terapia, que se aplica mediante dispositivos aprobados por la FDA norteamericana, se presenta como una opción eficaz para el tratamiento de la pérdida de cabello tanto en hombres como en mujeres.

Estas son las publicaciones médicas más relevantes al respecto:

  • Eficacia y seguridad de LLLT en el cabello
    “Nuestros resultados sugieren que el tratamiento con láser de bajo nivel puede ser una opción eficaz para tratar la pérdida de cabello en hombres y mujeres.” (ver estudio)
  • Terapia de LLLT para la alopecia androgenética: en 24 semanas
    “Después de 24 semanas de tratamiento, el grupo TLBI mostró significativamente mayor densidad de pelo que el grupo de dispositivos de simulación. La media del diámetro del cabello mejora estadísticamente significativamente mayor en el grupo TLBI que en el grupo de dispositivos de simulación.” (ver estudio)

Como es lógico en una técnica innovadora, los expertos coinciden en que es necesario realizar aún más estudios para determinar los efectos a largo plazo de esta terapia en el crecimiento y mantenimiento del cabello y, también, para optimizar la modalidad de láser más efectiva en este sentido. Sin embargo, productos como Medical Hair Cap de Svenson ya ofrecen a las personas afectadas por este problema la posibilidad de utilizar este tratamiento para frenar la caída capilar en base a beneficios que ya han sido comprobados científicamente.

El principal efecto que esta fuente de energía produce en esta zona es la activación de la circulación sanguínea, favoreciendo que tanto el oxígeno como los nutrientes lleguen de forma más rápida y eficaz a la raíz de los folículos pilosos.

Medical Hair Cap de Svenson puede utilizarse como una alternativa o método complementario a otras soluciones anticaída y entre sus ventajas destaca la comodidad de uso que ofrece al paciente.