El pelo después del embarazo: tratamientos que funcionan

Actualidad Svenson Noticias

Muchas mujeres confiesan que nunca han tenido el cabello en mejores condiciones (volumen, brillo, manejabilidad….) que cuando estaban embarazadas. Y no se trata de una percepción sino de una realidad fisiológica: los cambios hormonales que se producen durante la gestación (especialmente la elevación de la hormona progesterona) se traduce en un pelo más lleno de vitalidad. Esto es debido a la acción de esta hormona, que altera el ritmo natural del ciclo capilar, favoreciendo que éste permanezca más tiempo en la fase de crecimiento (anagen).

¿Por qué se cae el pelo después del parto?

Durante el embarazo, los cambios hormonales son muy numerosos. En el comienzo de la gestación se producen altos niveles de progesterona. Más adelante el cuerpo producirá prolactina para preparar a la mujer para la lactancia. Y hacia el término del embarazo, de cara al parto, predominará otra hormona, la oxitocina.

Este desequilibrio hormonal afecta de forma positiva a la salud capilar de la mujer ya que la progesterona bloquea los receptores de andrógenos que existen en el bulbo piloso. De esta manera se evita que el folículo se atrofie y se produzca la caída del cabello.

Sin embargo, tras el parto, esta especie de “tregua placentera” que experimenta el cabello a lo largo de nueve meses no solo se acaba, sino que sus efectos benéficos revierten en una serie de problemas, típicos de esta etapa y en la mayoría de los casos transitorios, que suelen hacer necesario recurrir a tratamientos para el pelo después del embarazo.

Cuidados especiales para el cabello tras el embarazo

Hay una serie de medidas que se pueden poner en marcha para recuperar el pelo después del parto en estas situaciones. La alimentación, por ejemplo, es muy importante en esta etapa: hay que asegurar el adecuado aporte de vitaminas y minerales (especialmente el hierro, cuyos niveles suelen descender durante el embarazo), no sólo para conseguir que la madre tenga las suficientes reservas nutricionales, sobre todo si está dando el pecho, sino también para reforzar la salud capilar.

También hay que extremar todas las medidas de cuidado capilar: evitar tratamientos agresivos (permanentes, desrizados), minimizar el uso del secador, y utilizar productos específicos anticaída, como los que Svenson pone a disposición para las mujeres.

Entre los tratamientos para el pelo que las mujeres que están en el posparto pueden encontrar en Svenson para recuperarlo, está un completo repertorio de champús y lociones revitalizadoras, que estimulan el ciclo capilar potenciando el funcionamiento de las células del cuero cabelludo y combatiendo así ese periodo de ralentización que experimenta el cabello en este momento.

Svenson ofrece en su Tratamiento Postparto diferentes soluciones, dependiendo de la intensidad de la caída del cabello y del estado de este (tratamientos en centro o bien productos de aplicación en casa), adaptándose también de esta manera a la nueva agenda de la mujer, dedicada casi en exclusiva al cuidado de su bebé.

Con todas estas soluciones se ayuda a mejorar el estado del cuero cabelludo y a que el pelo se recupere cada vez más fuerte y sano. Por medio del uso de ozono y de nutrientes se promueve la regeneración de diferentes tipos de tejidos, lo que resulta de gran utilidad para prevenir y frenar el proceso alopécico.

De todas formas, en la mayoría de los casos pasados unos meses el cabello tiende a volver a la normalidad, esto es, al aspecto y las características que tenía antes del embarazo. Así que unas buenas dosis de paciencia nunca están de más…