Mesoterapia capilar: una opción muy interesante para frenar la caída del cabello

Actualidad Svenson Noticias
Por Dr. Antonio José Fustes Morales. 6 marzo, 2017

La mesoterapia en una técnica que se aplica desde hace tiempo en ámbitos como la Medicina y la Estética. Sus resultados y facilidad de aplicación la convierten también en una opción a tener muy en cuenta para abordar los problemas capilares en general y la caída en particular, ya que las evidencias obtenidas han demostrado que se trata de una terapia muy efectiva, especialmente en lo que se refiere a la reactivación del ciclo de funcionamiento de los folículos pilosos. Svenson incorpora la Mesoterapia Capilar entre los servicios que ofrece a sus clientes.

La mesoterapia libera sustancias y medicamentos de forma intradérmica

La mesoterapia es una técnica rápida, cómoda y sencilla de aplicar, cuya eficacia como procedimiento consiste en su capacidad para la liberación progresiva de las sustancias y medicamentos, que se aplican inyectados de manera intradérmica (a menos de 4 mm de la superficie de la piel) y de los medicamentos en sí mismos.

Cuando se trata de su utilización en las patologías capilares, la mesoterapia que se emplea contiene básicamente micronutrientes (aminoácidos, vitaminas, minerales, etc) y factores de crecimiento sintéticos (similares a los humanos).

Concretamente, en el caso de la innovadora Mesoterapia Capilar aplicada en Svenson, es un tratamiento que contiene un conjunto de oligopéptidos, decapéptidos y octapéptidos, embebidos en una matriz de ácido hialurónico reticulado. Esta forma de presentación de los componentes activos del tratamiento hace que estos se difundan al tejido de manera más progresiva y controlada por toda la zona a tratar, gracias a la reticulación del ácido hialurónico.

La respuesta a la mesoterapia en cada paciente está condicionada por factores hereditarios
En cuanto a la eficacia de la mesoterapia capilar, ésta dependerá mucho de la patología a tratar. Así, se ha comprobado que en los problemas agudos o los estados iniciales de procesos más crónicos tiene una mayor efectividad que cuando se trata de procesos crónicos o avanzados. En este sentido, hay que destacar que la calidad de los productos que se utilizan en este procedimiento resulta trascendental.

Importancia del diagnóstico previo

La mesoterapia se puede emplear como tratamiento capilar único o en combinación con otras soluciones, en función de la patología o problema que se quiere tratar. En el abordaje ortodoxo de la caída capilar, suele emplearse como coadyuvante, mientras que en los casos de los efluvios más agudos juega un papel más protagonista, y en función de esto su eficacia será más o menos significativa, lo que pone de manifiesto la importancia de realizar correctamente un diagnóstico previo y elegir adecuadamente al paciente a quien se va a aplicar este tratamiento.

Tanto el resultado final como la satisfacción del paciente dependerán por tanto en gran medida de este diagnóstico inicial y, por supuesto, de otros factores, siendo uno de los más determinantes el tipo de alopecia que se está tratando en cada caso. Por ejemplo, en los efluvios agudos o alopecias en fases iniciales, la aplicación de un tratamiento de mesoterapia capilar tendrá efectos parecidos a los que se obtienen con otras soluciones como la Bioestimulación Capilar – que utiliza las  propiedades regenerativas que tienen las plaquetas-, es decir, se producirá una estimulación de los folículos pilosos que se encuentran en fase de reposo (telógena), propiciando, por un lado, que éstos entren en la fase de actividad (anágena o de crecimiento) y, por otro, haciendo que los que ya se encuentran en esta fase activa mejoren su calidad, volviéndose más fuertes y resistentes.

El factor personal es otro elemento a tener en cuenta respecto al resultado del tratamiento, ya que éste depende mucho de cada paciente. Y es que en este sentido, lo que se conoce como fármaco-genética es lo que finalmente determina la respuesta a cada procedimiento. No hay que olvidar el elevado e importante papel que los factores hereditarios tienen en las patologías capilares. Esta es la razón por la que, tras la aplicación del tratamiento, nos encontramos con pacientes en los que se observan respuestas extraordinarias mientras que hay otros en los que la respuesta a la mesoterapia puede ser menos satisfactoria.

Resultados a corto y largo plazo

La mesoterapia capilar tiene un efecto directo sobre la mejora del estado capilar. En cuanto a los resultados a largo plazo, están condicionados fundamentalmente por la patología que se esté tratando. Un efluvio agudo post-traumático (es decir, una pérdida intensa de cabello posterior a una intervención quirúrgica importante, después de un parto, etc) puede tratarse y superarse satisfactoriamente con un único protocolo. Sin embargo, cuando se trata de patologías crónicas y se ha conseguido un resultado satisfactorio con la aplicación de la mesoterapia, se pueden plantear tratamientos semestrales o anuales, a modo de “recuerdo”, según las necesidades concretas y la evolución del paciente.

Otra situación en la que la mesoterapia capilar puede resultar de gran utilidad es en los casos de las personas que se han sometido a una intervención de microinjerto o trasplante capilar, a quienes se les puede hacer sesiones anuales de este tratamiento con el objetivo de mantener más sanos, más fuertes y en mejor estado los cabellos injertados.

También puede interesarte...