El 25% de los estudiantes de 18 a 24 años sufre problemas de caída del cabello

Actualidad Svenson Noticias
Por Svenson. 8 junio, 2015
  • Así lo revelan los datos de un estudio realizado por Svenson, que también reflejan que esta circunstancia se agrava más en hombres que en mujeres.
  • El mes de junio es una de las épocas más críticas para la salud capilar de los jóvenes puesto que confluyen factores de estrés: la época de exámenes finales y de acceso a la Universidad; con factores estacionales: el final de la primavera.
  • Los médicos recomiendan la consulta con el experto antes de atravesar una situación de estrés previsible para abordar un tratamiento de prevención que evite la caída.
  • La caída del cabello es uno de los problemas capilares más frecuentes entre la población. En la actualidad el 38% los padece, según se desprende de un estudio realizado por Svenson entre una muestra de 2002 personas. En muchas ocasiones se trata de problemas que se presentan con estacionalidad y/o por determinadas situaciones de estrés. Uno de esos momentos ocurre en el mes de junio cuando una gran parte de la población joven se encuentra inmersa en la época de exámenes. De hecho el 25% de los estudiantes de 18 a 24 años sufre problemas de caída de cabello.

    En el mes de junio confluyen varios factores como el final de la primavera, una época que también suele ser más proclive para la caída del cabello, con la época de exámenes por la que atraviesan gran parte de los jóvenes. El alto nivel de estrés al que se ven sometidos, hacen que en esta época se doble el ritmo de caída de cabello”, comenta el Dr. Velasco de Aliaga, director médico de Svenson. Y añade que “esta circunstancia se agrava más en personas de sexo masculino que entre el femenino”.

    El proceso habitual es que estas personas acudan al médico una vez han finalizado con los exámenes. Esto, tal y como indica el doctor Velasco “es un error que cometen muy a menudo ya que el proceso idóneo es acudir antes de exponerse a una época de estrés previsible, como es este caso, y consultar con el especialista cuáles son las recomendaciones indicadas para prevenir esta caída. Normalmente, y aunque cada caso debe de analizarse de manera individual, recomendamos que acudan a consulta un mes antes del comienzo del periodo de exámenes”.

    Una de las sustancias que mejor funcionan en la prevención de la caída, es la coenzima CoQ10 que aporta la energía que necesitan las células del folículo piloso para fortalecer el cuero cabelludo. “Esta sustancia está presente en todas las células de forma natural, pero con el paso del tiempo, nuestra capacidad para obtener CoQ10 disminuye, y su carencia origina inevitablemente un envejecimiento prematuro de las células que, en el caso del cuero cabelludo, afecta directamente al crecimiento y la vitalidad del pelo. Por ello se recomienda que las personas que vayan a estar sometidas a situaciones de estrés previsibles, sumen un extra a su cabello con tratamientos que contengan esta sustancia”.

    Otro de los activos recomendados por los expertos médicos es la auxina tricógena, “un activo de acción tonificante sobre el cuero cabelludo ya que mejora el ciclo vital del cabello e inhibe la caída de cabellos, al estimular el funcionamiento de las células del cuero cabelludo y de los folículos pilosos. Además, mejora el riego sanguíneo y tiene efecto reparador e hidratante, aportando vitaminas y nutrientes al cuero cabelludo”, muestra el Dr. Velasco.

    Para los casos en los que el paciente acude al experto tras finalizar la época de exámenes, “existen tratamientos regeneradores, recomendados para la fase post situación de estrés, para la estimulación del folículo piloso a través de la aplicación de ozono y nutrientes en el cuero cabelludo. Asimismo el tratamiento capilar con láser también consigue acelerar el desarrollo de cabellos nuevos y el crecimiento de los ya existentes, gracias a una mayor oxigenación y estimulación del riego sanguíneo”, relata el Dr. Velasco.