El sol, el cloro y el salitre pueden provocar daños en la hebra capilar así como pérdida de color y deshidratación del cabello

Actualidad Svenson Noticias
Por Svenson. 12 mayo, 2015
  • Los expertos médicos de Svenson insisten en la importancia del cuidado capilar durante el verano y exponen los ‘6 consejos capilares Svenson para lucir un cabello sano con brillo y fuerza durante todo el verano’.
  • El uso de productos con protección solar, la importancia del aclarado tras el contacto con el cloro de las piscina y la sal del mar o el uso de pañuelos y sombreros, son algunos de los consejos que pueden evitar un problema mayor de salud capilar.

En época estival los factores externos como el sol, el cloro o el agua del mar pueden hacer más frágil y opaco el cabello. En algunos casos, las radiaciones del sol durante el verano pueden provocar incluso cambios de color en cabellos naturales, teñidos y canos, y/o derivar o acentuar, una alopecia difusa. “Al finalizar el verano vemos de manera frecuente en nuestras consultas algunos casos de cabellos muy castigados por las largas exposiciones al sol. De hecho, tal y como indican nuestros datos de 2014, en septiembre hay un 95% más de consultas de tratamientos frente a las recibidas en el mes de junio, derivadas principalmente de los efectos del verano y también por la estacionalidad”, expone el Dr. Velasco de Aliaga, director médico de Svenson.

En este contexto y con la época estival a la vuelta de la esquina, el Dr. Velasco recomienda un especial cuidado del cabello en los momentos pre, durante y post exposición solar y otros factores del verano, y expone los ‘6 consejos capilares Svenson para lucir un cabello sano con brillo y fuerza durante todo el verano’:

  1. Productos con protección solar: Si cuidamos la piel cuando nos exponemos al sol, hay que hacer lo mismo con el cabello. Se debe utilizar un protector para evitar que los rayos ultravioleta del sol resequen el cabello, volviéndolo más quebradizo y seco. Es recomendable hacer esto cada vez que se salga de casa.
  2. Los pañuelos y los sombreros como herramienta para combatir las horas más fuertes de radiación: La exposición del cabello al sol en las horas de mayor calor puede dañar su ciclo de crecimiento. Por eso, además de la protección solar, también es recomendable cubrirlo con sombreros o pañuelos.
  3. Cuidado especial con el cloro y el agua del mar: Aclarar el pelo tras un baño en la playa o en la piscina con agua dulce es fundamental para conseguir eliminar los restos de sal y de cloro. Estos, junto con el sol, son los peores enemigos del cabello. También se recomienda aplicar un bálsamo o acondicionador hidratante para después de la exposición solar, para recuperar la suavidad del cabello.
  4. Nutrición e hidratación: Se recomienda utilizar un champú o una mascarilla capilar, tanto antes como después de la exposición al sol. Esto ayudará a evitar la sequedad, aportando hidratación y flexibilidad al cabello. Son muy recomendables todos aquellos productos que cuentan con ácido hialurónico entre sus componentes.
  5. Tintes vegetales: Para aquellas personas que utilizan tintes capilares es recomendable, no solo en verano, pero especialmente en esta época, el uso de tintes vegetales. Una coloración vegetal daña menos el cabello y se mantiene en perfectas condiciones con los efectos del cloro y del salitre.
  6. Cuidar la alimentación: La nutrición y la hidratación no sólo hay que cuidarlas por fuera, sino también por dentro. Se recomienda beber entre 1,5 litros y 2 litros de agua al día y mantener una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, que nos aporten las vitaminas y minerales que necesita el cabello en esta época.

Los aliados para proteger el cabello en verano

  • Champú con ácido hialurónico y creatina: Aporta un alto nivel de hidratación. La capacidad filmógena del ácido hialurónico evita la pérdida de agua tanto en el cuero cabelludo como en el interior de la fibra capilar, mejorando la calidad del cabello, la flexibilidad, resistencia e hidratación. Muy indicado para cabellos que han tenido una larga exposición al sol por su efecto hidratante.
  • Loción con ácido hialurónico y creatina: Mantiene los niveles óptimos de hidratación del cuero cabelludo. Devuelve a la piel su estado natural de hidratación proporcionando una sensación de bienestar en el cuero cabelludo.
  • Mascarilla protectora: Con ácido hialurónico y protección frente a la radiación solar, es ideal para cabello teñido, cabello rizado (repara la queratina rota) y cuero cabelludo deshidratado, entre otros. Los resultados son un cabello protegido, hidratado, brillante, suave al tacto, reparado. El cabello recupera su movimiento natural.