Pelucas oncológicas: verse bien para sentirse mejor

Actualidad Svenson Noticias
Por Svenson. 27 octubre, 2011

  • En los tratamientos de quimioterapia contra en el cáncer, la pérdida del cabello es uno de los efectos secundarios más comunes y uno de los que más afecta a la autoestima del paciente.
  • Svenson ofrece soluciones específicas para estos casos, aunando sus conocimientos en salud capilar con la experiencia de mujeres que han padecido la enfermedad, como las socias de la AAMM.

Madrid, 19 de octubre de 2011.– El cáncer de mama, además de suponer un severo varapalo para aquellas que lo padecen, conlleva una serie de cambios físicos, que se añaden a la dureza de la enfermedad. La pérdida de cabello, como consecuencia de los tratamientos de quimioterapia, no sólo afecta desde el punto de vista físico, sino también psicológico, que menoscaba la autoestima de cada paciente, debido a que el cabello contribuye a definir la imagen y la identidad de uno mismo y la forma como uno espera ser visto por los demás. “Me sentía extraña y confusa, no me reconocía. Era como un cartel que contaba la enfermedad que padecía”, comenta P.A. de 52 años, socia de la AAMM de Antequera.

A pesar de que constantemente se avanza en la investigación para reducir los efectos de la quimioterapia, hasta el momento no se conoce un medio efectivo que realmente impida la caída del pelo. Por lo tanto, las ayudas se focalizan en prestar apoyo psicológico y brindar alternativas para mejorar la imagen y ayudar en el cuidado del cuero cabelludo de los pacientes.

Con motivo del Día del Cáncer de Mama, Svenson desea poner al servicio de todas las mujeres que padecen la enfermedad su experiencia profesional en pelucas oncológicas. Svenson atiende no sólo el problema de imagen, sino también el psicológico mediante la búsqueda de soluciones que permitan mejorar, al menos en este aspecto, la calidad de vida de las personas afectadas por esta enfermedad.

M.L.P. de 60 años comenta que la pérdida del cabello en su caso fue algo bastante negativo que mermó mucho su estado anímico y psicológico, “pero desde que me veo con cabello, mi actitud ha cambiado”. “Las pelucas en nuestro caso juegan un papel muy importante a la hora de salir a la calle”, añade P.L.N. de 62 años. Ambas ayudan y dan apoyo a otras mujeres que están pasando también por esta situación, desde la Asociación de Mujeres Mastectomizadas de Antequera (Málaga).

Según Juan Carlos Vázquez, coordinador médico de Svenson, ‘la quimioterapia no solo afecta a las células cancerígenas, sino también al resto de las células que forman los tejidos, entre las que se encuentran aquellas responsables de la síntesis del pelo. Afortunadamente, esta afección suele ser temporal y limitada en el tiempo. Cuando vuelve a crecer, el cabello es débil, quebradizo, reseco, por lo que lo más recomendable es nutrirlo, hidratarlo y utilizar productos delicados con un pH neutro con la finalidad de no dañar más aún el pelo’.

En los centros Svenson, las mujeres que sufren una caída temporal del cabello derivada de un tratamiento de quimioterapia podrán contar con el consejo profesional de expertos en salud capilar así como con soluciones personalizadas con descuentos especiales.

La Asociación de Mujeres Mastectomizadas de Antequera está formada por un grupo de mujeres operadas de Cáncer de Mama de Antequera (Málaga) que quieren vivir con alegría y entusiasmo, luchando por hacer que sus vidas sigan siendo activas y gratificantes. Con su experiencia ofrecen ayuda a mujeres que estén viviendo situaciones similares.