El microinjerto, una solución rápida y eficaz contra la calvicie

Actualidad Svenson Noticias
Por Svenson. 24 agosto, 2011

  • El microinjerto permite que el 95% de los folículos trasplantados se desarrollen de forma totalmente normal en zonas que estaban despobladas capilarmente.
  • Los resultados son visibles de forma progresiva, en menos de un año, lo que lo convierte en la mejor opción para acabar con la calvicie.
  • Está recomendado para hombres de cualquier edad, pero son los jóvenes de entre 25 y 35 años los que actualmente más lo demandan.

“La alopecia androgenética es el tipo de alopecia más común en el caso de los hombres”, comenta el Dr. Salagaray, cirujano de la clínica de microinjerto de Svenson. “Un diagnóstico correcto y precoz de esta patología permite ayuda a dar con la solución más rápida y eficaz, que actualmente es el trasplante capilar.”

El microinjerto es una técnica que consiste en implantar cabello del propio paciente de aquellas zonas codificadas genéticamente de forma diferente (parte posterior de la cabeza y laterales) a aquellas donde se presenta falta de cabello. Al tratarse de un autotrasplante, la posibilidad de rechazo es mínima. Esto permite que el 95% de los folículos trasplantados sobrevivan y se desarrollen de forma totalmente normal.

Se puede llevar a cabo mediante dos tipos de técnicas: la FUE, en la que el área de extracción es mínima y que suele emplearse en los casos en los que hay que implantar pocas cantidades de pelo; y la STRIP, consistente en la extracción de una tira de piel de la que se obtienen los folículos, lo que permite lograr una gran cantidad de injertos en una sesión más corta.

Los candidatos adecuados para someterse al trasplante de cabello son aquellos hombres que presentan una constante y avanzada caída del cabello y desean resolver la situación de forma permanente. Cada vez son más jóvenes los que acuden solicitando la intervención ya que “una vez concluido el periodo de crecimiento”, comenta el Dr. Salagaray, “no hay mayor restricción para someterse a la operación, siempre que no haya contraindicaciones médicas.”

El microinjerto capilar es una solución definitiva para solucionar la preocupación por la imagen en general y la calvicie en particular para los hombres de cualquier edad. Esta técnica, como comenta el Dr. Salagaray tras haber realizado más de 3.000 intervenciones, “es capaz de rejuvenecer la imagen al paciente, quitándole años, reforzando su autoestima y disminuyendo la ansiedad que provoca la pérdida del cabello”.