La importancia social del pelo: dime cómo llevas tu pelo y te diré quién eres

Actualidad Svenson Noticias
19 noviembre, 2010

El cabello y la forma como éste configura la apariencia de las personas juega un rol muy importante en nuestra sociedad. No es un fenómeno nuevo. A través de la historia, la manera en que cada colectivo se expresa a través del estilo del pinado forma parte de la cultura y ha tenido que ver hasta con el status social.

El cabello significa tanto en la sociedad que no sólo ha sido un indicador simbólico de género, sino también de la condición social, religiosa y profesional en particular de las mujeres. La forma en que cada uno presenta su cabello habla del individuo en sí, de cómo se siente, de su identidad. De acuerdo con estudios sociológicos muchas mujeres se definen por su apariencia externa. Tener el cabello bello y saludable es una parte de la que las mujeres utilizan para medir su belleza y apariencia.

La cultura del pelo en la historia

Para los egipcios la apariencia del pelo tanto en las mujeres, hombres como en los niños tenía sus reglas. Niños y niñas tenían el pelo afeitado a excepción de un largo mechón de pelo a la izquierda en el lado de la cabeza, hasta llegada la pubertad. El faraón casi siempre usaba peluca, el resto de los hombres llevaban el pelo corto, dejando sus oídos visibles.

El peinado en las mujeres era más singular. Generalmente preferían tener el pelo liso o con una onda natural. Durante el Nuevo Reino las mujeres llevaban el pelo largo o usaban peluca. También ataban y decoraban el pelo con cintas de lino o una flor de loto, que luego se convirtieron en diademas y coronas. Más o menos elaboradas las diademas dependía del status social de la mujer.

La importancia del pelo también está presente en el relato bíblico de Sansón a quien se atribuía la fuerza para destruir a los filisteos, siempre y cuando mantuviera el pelo largo y sin cortes, hasta cuando Dalila decide cortarlo para hacerle perder toda su fuerza. Igualmente hoy en día los jueces de Inglaterra, tanto hombres como mujeres continúan la tradición de llevar pelucas artificiales cuando deben presidir un tribunal.

Consideraciones raciales del pelo

En Estados Unidos las mujeres de raza negra gastan más dinero en productos para el cuidado del pelo que cualquier otro grupo étnico de este país. Cerca del 80% de productos cosméticos para el cabello van dirigidos a mujeres negras. El actor-cómico norteamericano Chris Rock realizó un documental llamado “Good Hair” (Buen Pelo) sobre el significado y la importancia del pelo en la cultura negra americana, después de que un día su hija pequeña le preguntó porqué ella no tenía buen pelo como las niñas blancas. En el documental habla de por qué las mujeres negras americanas ocupan tanto tiempo y dan tanta importancia a su cabello. Muchas gastan más del 20% de sus ingresos en la peluquería, en una industria que mueve más de 9 billones de dólares al año. Cuenta también cómo en la India el negocio del pelo es el segundo renglón de exportación después del software. Allí, cada año se realiza una ceremonia en el templo de Tirumala donde miles de personas se cortan el pelo como una ofrenda al dios Vishnú, porque el pelo es considerado una vanidad. Luego ese pelo es subastado a los exportadores que lo distribuyen en el mundo entero. La niña de escasos recursos que deambula por las calles no tiene ni idea que un día su larga melena va a ser vendida por 1000 dólares en las tiendas americanas.

El pelo en la cultura popular y la sociedad

La importancia de mantener un pelo estéticamente bello es resaltada por los medios de comunicación donde cada día se muestran imágenes de modelos y estrellas de cine que promocionan colores y estilos diferentes de llevar el cabello.

Deborah Tolman, directora del Centro de San Francisco para la Investigación sobre Género y Sexualidad, en una entrevista sobre la importancia del pelo para las estudiantes de la Universidad de San Francisco, comenta que la relevancia del pelo en las mujeres es un mensaje que se ha visto reforzado a través del tiempo. La autora considera que el cuidado del cabello para las mujeres no es como la decisión de usar lentes de contacto en lugar de anteojos, porque no hay imperativo moral que defina lo bueno que una mujer puede ser si decide usar lentes de contacto o no. En el caso del cabello es diferente. “Nos expresamos a través de nuestro cabello, incluso sin quererlo. Usted es lo que es su pelo“.

Fotografía: FotoRita [Allstar maniac]