Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
902 996 995 Contacto
Cerrar
Contacto 902 996 995 info@svenson.com
Localiza tu clínica más cercana ENCUENTRA Tu centro Svenson más cercano
Resuelve tus dudas

Si tienes dudas sobre los servicios de Svenson puedes escribirnos a través de nuestro consultorio on-line Svenson Responde



Caída del pelo

Todo sobre mi pelo

Volver

Alopecia areata

Con un desarrollo impredecible, la alopecia areata se caracteriza por la pérdida del cabello en forma de parches redondos en una o varias zonas del cuero cabelludo, o bien en otras partes del cuerpo. Suele ser frecuente que observemos cabellos con forma de signo de exclamación en los bordes del parche calvo que se desprenden fácilmente. En ocasiones, la alopecia areata puede evolucionar hasta la calvicie total.

La alopecia areata tiene un desarrollo difícilmente predecible. En ocasiones, el cabello vuelve a crecer al cabo de algunas semanas, mientras que en otros la enfermedad progresa y se produce una pérdida total del pelo en el cuero cabelludo y en el cuerpo.

La causa de este tipo de alopecia no se conoce con precisión. El tejido que rodea el folículo piloso se inflama sin que a continuación aparezca una cicatrización. Los científicos manejan la hipótesis de que la inflamación se debe a una reacción inmunitaria en la que el folículo piloso es atacado por sus propios anticuerpos.

La alopecia areata puede afectar a hombres, mujeres y niños. En algunas personas, la pérdida del cabello puede ocurrir después de un evento importante, como una enfermedad, el embarazo o un traumatismo.

Los factores o causas que están asociados con su desarrollo son: el perfil genético (aproximadamente una de cada cinco personas con esta afección cuenta con antecedentes familiares de alopecia), la hipersensibilidad caracterizada por una tendencia familiar, las reacciones inmunes y autoinmunes específicas de ciertos órganos, y el estrés emocional.

Es frecuente que la alopecia areata comience con síntomas como uno o dos parches de pérdida de cabello, muy frecuentemente en el cuero cabelludo. Pero también puede observarse en la barba, las cejas, y los brazos o las piernas. Se forman pequeñas calvas con forma de moneda pequeña; son lisos, redondos y pueden adquirir un tono melocotón. Tampoco es infrecuente que aparezcan pústulas y sensación de ardor o picazón.

A pesar de todo ello, el pronóstico suele ser bueno y el cabello vuelve a salir al cabo de un año en el 80% de los casos, aproximadamente. Ahora bien, es necesario ponerse en manos de profesionales que aconsejen los productos más adecuados. Para tratar la alopecia areata los facultativos suelen recurrir al uso de corticoides –para reducir la hinchazón y el dolor- que se aplican en inyecciones en la piel, por vía oral (pastillas), o aplicados tópicamente, en forma de crema o loción. También ofrece buenos resultados el minoxidil, medicamento que actúa estimulando el crecimiento de nuevos cabellos y retrasando su caída. A partir del 2013, gracias a los buenos resultados obtenidos en  un estudio realizado por el doctor Fabio Rinaldi, dermatólogo de la Universidad de Milán, el tratamiento de Bioestimulación Capilar ha comenzado a ser considerado como una posible solución a este tipo de alopecia.

Para más información

Para más información sobre estos y otros servicios capilares, puedes dirigirte a tu centro Svenson más cercano.

Da el primer paso
Consulta y diagnóstico gratis
Pide tu cita

El precio y duración del tratamiento son personalizados...
¡Llámanos y te informamos!

902 996 995

Logos Iqnet y Aenor
×

Déjanos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Todos los campos son obligatorios
Svenson